Esta acción se enmarca dentro del programa «Alimentos sin Desperdicio», mediante el cual la Fundación Alimerka gestiona la donación de los excedentes de la empresa.

La Fundación Alimerka entrega a la Cocina Económica de Oviedo una furgoneta para facilitar la recogida de excedentes de los supermercados y del almacén central. El vehículo, de combustión híbrida y por lo tanto más sostenible, está dotado de un sistema de refrigeración que permite asegurar la adecuada conservación de los alimentos durante el transporte de los productos.

El presidente de la Cocina Económica, José García-Inés, expresó su agradecimiento por esta donación. «Alimerka se trata de una empresa con una sensibilidad especial para con los más necesitados y nos alegramos de su desinteresado compromiso con nuestra Cocina», aseguró.  Por su parte, el director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco, explicó que «esta donación forma parte de un programa más amplio, de asistencia alimentaria, que complementa la donación de alimentos con diferentes acciones, como la mejora de equipamientos y sistemas de transporte de comedores sociales, entre los cuales la Cocina Económica de Oviedo es todo un referente».

Esta acción se enmarca dentro del programa «Alimentos sin Desperdicio», mediante el cual la Fundación Alimerka gestiona la donación de los excedentes de la empresa, tanto en los supermercados como directamente desde sus almacenes centrales de Lugo de Llanera. Se trata de productos en perfectas condiciones de consumo pero retirados de la venta por motivos comerciales.. Más del 80% de los alimentos con los que la Cocina Económica elabora las comidas y cenas para sus usuarios proceden de esta donación. En lo que va de año han recibido más de 135 toneladas de alimentos.

Actualmente, 62 organizaciones sociales recogen los excedentes de 127 supermercados de Alimerka, habiéndose entregado más de 613 toneladas en lo que va de año. Además de evitar que estos alimentos se conviertan en desperdicio y facilitar que lleguen a personas en situación de vulnerabilidad, este programa también contribuye a reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Las 1.365 toneladas de alimentos donadas en 2019 evitaron la emisión de 727,22 toneladas de CO2.

Fuente: La voz de Asturias