La Cocina Económica ha repartido 300 menús en la tradicional cita gastronómica oventense del Desarme y así lo ha recogido el diario La Nueva España en este artículo. Garbanzos con bacalao y espinacas, callos y arroz con leche, este es el menú que hemos ofrecido gracias a hosteleros locales a través de la patronal Otea en colaboración con el Ayuntamiento de Oviedo y Makro, con la donación de 90 kg de callos, 40 kg de garbanzos, 15  kg bacalao y 75 litros de leche.

Los voluntarios de la Cocina Económica atendemos actualmente a unas 300 familias,  una cifra que se multiplicó por dos tras la pandemia. A pesar de que el incremento del empleo estacional había bajado un poco esta cifra, factores como la subida de la luz o la vuelta al cole han vuelto a reactivar la necesidad de ayuda para muchas familias.

 

Leer artículo completo en La Nueva España.